These poems come from the artist’s poetry manuscript titled Arroz con aceite [Rice With Oil]. The book project started in 2012 and it is still an open project. The poems included in Arroz con aceite are part of the creative process of the artist and they describe the topography of the living body of the city. Often, these poems are embedded in the collages and become visual verses that encounter in the details and in the textures of the ruins a metaphor of a moving person. They so become a thought, a compound bi-dimensional platform composed by lines, metal elements, words, sounds, letters, and symbols that constantly point to a direction of a moving subject in the urban space with all the experiences that can come from there and with everything that that movement can bring to the personal development. All the poems are written in Spanish. Below are included some of the them.

Teoría del tiempo

Esta hoja está en el vacío, en cada línea imaginaria se despedaza el trazo que ordena la mente, de aquí no sale el cuerpo del poema, sino el verbo reciclado y monótono de la cotidianeidad.
La mente del poeta es un laberinto cuya relatividad hace la eterna razón de existir, un verso metódicamente expuesto y desnudo ante la jungla del poema. Este tiempo no es más que un hilo de estambre tejido a la carne, si pudiera estar en el espacio entre cada palabra, haría de los minutos una eternidad. El presente es un símbolo, cuya música despierta del letargo al ser.

 

Átomo


Las manchas del sol son espacios radiactivos, desde mi descenso a la tierra he perdido mi luz propia, me he perdido conmigo mismo, me han esclavizado, matado, y  distorsionado para recibir tu luz sobre mi rica y negra piel. 
Si ayer era errante y vagabundo, hoy como tu, uno más de los tantos que quieren morir dignamente y unido al espíritu verdadero.

 

Líquido

siento que mata lentamente cual contrito.
Me consume el apego, me arranca de raíz, proceso de secado, el grano expuesto sobre la superficie calentada bajo sol veraniego, ha sido traicionado por el sembrador de ilusiones, el que recoge la cosecha y desperdicia la verdadera semilla.
Aquella que al tostarse gana en su arábiga toda una cultura del matiz y el degustar de un líquido preciado por otros seres que a efímero instante lo toman en un Milésimo placer.
complemento deshidratado y deprimido, rastrillado de un lugar a otro como alguien que no tiene futuro. Coraza diseñada para aguantar las catástrofes, no deja que en el centro muera toda la generación.
Una semilla menos que termina sobre un recipiente cerámico y pequeño, el alma se apaga pero no muere su esencia de luz, en este batallar sobre un territorio extraño e inhóspito, donde sólo en la noche descansa y algún animal arrastra la sepa que crecerá por los años ilimitados de la existencia.

 

Iniciación


siento que una extraña fuerza me sostiene todavía, por más que se gasta en el andar y la vida bajo el sol, uno es un simple pedazo de algo llamado materia, esa que nos da cuerpo y luego lo esteriliza de antígenos ¿Que pudiera pasar si las cosas cambiaran de nombre en un mínimo instante donde la clave del pensamiento fuera una semicorchea?
El ritmo en clave del misterioso sonido del aquel Ohm que al principio era el verbo, el verso, la nave de los argonautas. Luz... guíame en el viaje inter-micro-cósmico llamado vida para conocer los confines del espacio.

 

Japonesa
 

A los 30 segundos bajé la mirada, culpable de sus inquietudes en un instante dudoso, sentí su acero romper el silencio de mi alma, katana al cortar la corriente de un río, pero aprendí a mantener fija la vista,
acosador,
agresivo,
ácido e incómodo ante cualquier visitante.

 

Jeroglíficos

En los grafiti callejeros están los caracteres de la memoria viva de esta ciudad, agrietada por las raíces de los árboles desplazados a la periferia, miles de personas caminan sobre estos tentáculos, es aquello que se mueve y no se ve, entre el festín y el consumo de los días. Bajo este pavimento oscuro hay tierra fértil y adolorida. Minerales perpetuos, restos de héroes, y las voces de otra escala etérica, un mundo dentro de Argos.
Un nombre contemporáneo que inicia el barrio en la escala de los nombres auténticos, la escala de las voces absurdas y complejas.
Los Grafitis son rayones en las paredes, o colores borrosos, un pensamiento estancado en los tiempos duros, nombres de vanguardias,
Alfredito el chulo,
Marlon el erifary,
Pocholo el ambiente,
Yordanis la cotorra,
Yadira la Leona,
Justa la madrina.
Tengo en mi memoria lo que vi y no detuve en el recuerdo.
Pero nunca he visto una persona escribir su nombre, o simplemente una declaración de amor, sobre la dureza de los viejos muros.
Solo el graffiti expuesto y
anónimo en la ecléctica historia.    

 

Destellos

En la cuadratura de esta nave, las líneas diagonales entrelazadas con las rectas, hacen la espacialidad, cinética no perceptible como el gamma de la onda expansiva, instante en que las luces disminuyen su intensidad, el destino es simple como A + B = C pero cuesta trabajo los primeros pasos de su construcción.
Chispazos,
bombillas, bajo voltaje quemando los cables, losas puestas uniformemente,
donde su línea se pierde a lo largo del pasillo en el andar infinito del individuo, algunos palpables otros fantasmas, más fiel a la sombra que al moho.

 

Dos Deidades

Quetzalcoatl un ave parecida al fuego, al Fénix, que renace y vive entre la vida y la muerte.
Mayimbe, un ave parecida a la luz que come y desintegra la muerte, un medio cosmos formado en la mente de los hombres que al inicio de la tierra plantearon su fundamento, de ello los mundos separados y unidos, el mensajero, el visitante el ser formado de alcapamaza (argamasa), de arcilla, de aminoácidos y de electricidad, dos polos, dos cargas y por tanto dual.
El Grial de Dios, el cuerpo tenido después de la crucifixión, este mundo, lleno de sangre y sudor de la verdad, cuya sábana manchada no se donde está.
Caweiro, Nagual, dos seres de la misma dimensión, tiempo, no tiempo, hombre-animal, con perfecto  gesto, removieron las turbulentas aguas de la historia, mataron los hijos de la otra historia, la historia de los hombres, que atormentados perecieron, y Mayimbe comió, desintegró la muerte.

 

Quasars


Es perceptible, puedo verte entre tal nebulosa, no hace falta un  radiotelescopio, sonda que destinada al universo profundo busca.
Iris, esclera y vacío
¿Qué he encontrado entre tantos archivos de polvo y materia?
¿sino aquello que no conozco aunque lo encuentre?
¿Mi consciente?
¿Tu consciente?
¿ El consciente de la masa de hidrógeno?
masa volátil,
cuántica,
de luz dirigida por pequeñas descargas magnéticas.
Es perceptible tu respiración, como estrella que se va de mi vista, la que tiene un vacío dentro de si y rota con una fuerza increíble en su centro, pero es esa que desprende su última fuerza para continuar la causa de la expansión.

 

Alerta

Despida usted ante la cruel manzana envenenada, la confianza de hablar ante tu enemigo, ese que sin coraza y augurio quiere tu pellejo tras la batalla. 

 

Rostros


El rostro de esa señora, es grueso, el de ese señor, es grueso, el mío es grueso y somos como la roca dura y diamantada de una montaña en África meridional.
Máscaras perpetuas con cuerpo de postura astuta,
en una búsqueda interminable, salen por la mañana, caminan  por el trazo de los símbolos concéntricos, flechas, ceros, cruces, segmentos, como un misterio plasmado en las formas de una perfecta ecuación en movimiento, el ritmo y la música silenciosa de cada cual, el oleaje del mar Callejero.

POETRY